Las vicisitudes de una producción física para Amstrad CPC

Estas últimas semanas hemos estado inmersos en la producción física de Operation Alexandra. Finalmente, este fin de semana hemos conseguido ultimar los preparativos y ya tenemos lista la primera tanda de envíos. No ha sido tarea sencilla, y aquí compartimos con vosotros la sucesión de circunstancias propicias y adversas a las que nos hemos enfrentado durante esta empresa. ¡Allá vamos!

Una edición física de lujo

Meterse en una producción física siempre es un nuevo desafío para nosotros, y en este caso no ha sido menos… Da igual cuántas producciones hayas hecho antes, siempre hay circunstancias especiales que hacen de la aventura de la auto-producción una experiencia única. Y claro, en esta ocasión, no ha sido menos.

En la producción de Operation Alexandra teníamos muy claro 2 requisitos:

  1. Desarrollar un producto de alta calidad, que cumpla las más altas expectativas de los coleccionistas.
  2. Un precio de venta que fuera lo más ajustado posible, para que todo aquel que lo desee no se quede sin él.

No hay que ser muy avispado para ver que ambos requisitos están en extremos contrapuestos… ¡Sí, así somos de raritos! Pero teníamos claro que íbamos a pelear por esto desde el primer momento.

Arrancamos motores

Con este concepto en mente nos pusimos manos a la obra. La producción física se compone de caja de embalaje para el envío, packaging del producto, manual de instrucciones, cassette, y, como guinda del pastel, un CD con la banda sonora del videojuego con un montón de extras. Cada uno de estos elementos requiere una producción y compra independiente, de manera que hay que coordinarlo todo para montar el producto final. Y por supuesto, para abordar cada producción, hay que preparar el material (artes gráficas y música) y pagar primero…

Una decisión importante que tomamos en los inicios fue la de correr nosotros con la inversión total. Decidimos no organizar un pre-order, sino realizar una aportación económica entre todos con la esperanza de, una vez vendidas todas las unidades, recuperar dicha inversión. En el momento de escribir este artículo no hemos llegado a cumplir este hito, pero tenemos fe en que, aunque cueste algo de tiempo, lo conseguiremos.

Hay proveedores que teníamos muy claros, como en el caso del packaging o el manual de instrucciones, pero otros no los teníamos tan seguros, como en el caso de la producción de cassettes o CDs. No quedamos plenamente satisfechos con los proveedores de cassette a los que recurrimos en el pasado y esta era nuestra primera producción de un CD de audio, de manera que nos tocó buscar, investigar, pedir presupuestos y valorar a diferentes proveedores. En el caso de los CDs, la cosa fue sencilla, tal y como esperábamos. En el caso de los cassettes, la cosa fue complicada, tal y como esperábamos también…

Malasombra - 4MHz

 

La empresa por la que optamos para la producción de los cassettes fue muy amable y profesional, llegándonos a ofrecer hasta un par de pruebas gratuitas para que valoráramos el resultado final usando varios ajustes diferentes en la grabación de la información. Una prueba fue regular y la otra fue mal. Pero esa experiencia nos hizo pensar que teníamos la clave para que la duplicación definitiva fuera un éxito y no había más tiempo para pruebas.

Se inicia la venta

Para cuando dimos el visto bueno para la producción de cassettes y CDs, ya contábamos con todo lo demás: caja de embalaje, packaging y manual de instrucciones. Con la estimación por parte de los proveedores sobre cuando recibiríamos el pedido de cassettes y CDs, pusimos en marcha todo lo relacionado con la venta del videojuego: página web en nuestra tienda y campaña de difusión en redes sociales (principalmente twitter). El 30 de noviembre lanzamos la campaña y marcamos como fecha de envío el 12 de diciembre, una semana después de la fecha estimada de recepción del material, para poder contar con un poco de «holgura».

Es importante tener presente que embarcarse en la venta de una producción física implica conseguir difusión. Es necesario dar a conocer el producto, informar a seguidores y conseguir llegar al publico potencialmente interesado. Hemos invertido una considerable cantidad de tiempo y esfuerzo para dar a conocer esta iniciativa, desarrollando una campaña «de guerrilla» en redes sociales. Nos sentimos muy afortunados por la respuesta del público en general, y de nuestros seguidores en particular, haciéndonos llegar innumerables muestras de cariño con comentarios muy positivos y ayudándonos a difundir el mensaje con retweets. ¡Nuestro más sincero agradecimiento a todos los que nos habéis echado una mano en estos menesteres!

Houston, tenemos un problema

Bien, llegan los CDs. Todo correcto. Los cassettes se retrasan un poco, y el día 10 caen en nuestras manos. Todo mal… La mayoría de los cassettes presentan problemas para cargar en un CPC 464…

Malasombra - 4MHz

 

¿Qué ha pasado? ¿Hemos fallado en nuestro análisis de las pruebas de duplicación? ¿El CPC de pruebas funciona bien? ¿Será cosa del azimut? ¿El cassette no es de la calidad esperada? ¿Nos ha mirado un tuerto? ¡¡¡Dios!!! Tras los primeros test comprobamos como la calidad de las cintas es excelente, un gran alivio pero nuestro problema persiste. Una cosa está clara, tenemos que grabar nosotros las cintas. Tiramos de contactos y por la letra G de nuestra agenda damos con Jaime González Serrano (@johnnyfarragut), quien nos encamina hacia Javier Peña (a.k.a Utopian: @jf_pena) y Luis García (a.k.a Benway: @BenwayRW), quienes amablemente nos prestan la duplicadora profesional de su equipo, Retroworks. Muy agradecidos por el detalle ^_^ ¡Hurra! ¡¡Conseguimos salvar el escollo!!… Pues no.

Malasombra - 4MHz

 

La duplicadora profesional duplica perfectamente, peeero caemos en la cuenta de que el cargador de cassette tiene una parte turbo a 2000 baudios que sistemáticamente hace fallar las copias en puntos aleatorios. En ese momento llegamos a la zona cero del problema: no deberíamos usar una carga turbo en una duplicación masiva. Bueno, no pasa nada, rehacemos el cargador y tal… Pues no. El metraje de la cinta es muy justo y si bajamos la velocidad de la parte turbo, pues ya no cabe todo en el cassette… Tenemos que buscar otra solución.

Y es precisamente durante la búsqueda de alguna técnica que nos permita bajar Kb. y así pasar la carga turbo a carga normal, cuando centramos nuestra atención en unos correos remitidos por BlackHole hace apenas unos días. Atentos… Resulta que nuestro amigo BlackHole es todo un experto en loaders de cinta y compresores. Días atrás, con nuestro anuncio sobre el lanzamiento de Operation Alexandra en físico, BlackHole decidió probar el juego y quedó extrañado sobre los tiempos de carga en cinta. Profundizó sobre el tema y desarrolló un método por ingeniería inversa que rehace todo el sistema de carga en cinta y compresión del juego. Gracias a este sistema de compresión consigue aligerar considerablemente el cargador de cinta, así como reducir a centésimas de segundo los tiempos de descompresión. Un trabajo técnico que nos dejó a todos asombrados y maravillados a partes iguales. ¡Absolutamente providencial el trabajo de BlackHole! Desde aquí queremos hacer constar nuestra profunda gratitud por su gran labor desinteresada, y destacar que su talento en la compresión del juego está al alcance de muy pocas personas. ¡Muchas gracias BlackHole!

Happy ending!

Contando ya con un master sin problemas de carga turbo, y gracias a la duplicadora profesional de Retroworks, en poco menos de 3 horas ya contábamos con todas las cintas perfectamente grabadas y listas para empaquetar. En estos momentos ya están listos los primeros 50 paquetes para su envío.

Malasombra - 4MHz

 

Con esta historia tan solo queremos mostrar algunos entresijos de lo que supone la aventura de realizar una producción física. Hay que realizar una inversión previa, hay que destinar muchas horas a recopilar presupuestos y elegir proveedores, hay que trabajar para desarrollar material de todo tipo como artes gráficas o composiciones musicales, hay que poner en marcha una campaña de difusión para dar a conocer el lanzamiento… Y sí, también se presentan problemas y circunstancias imprevistas con las que hay que lidiar. Es cierto, supone un gran trabajo, pero que sepáis que el placer de tener en tus manos esta producción física es también muy grande, y que cada vez que vemos en redes sociales cómo lucís con orgullo fotografías sobre vuestro nuevo videojuego, sentimos una tremenda satisfacción que compensa con creces toda esta gran labor de producción.

Nuestro agradecimiento a todos los que nos habéis ayudado a superar las dificultades del momento y a todos los que habéis decidido comprar Operation Alexandra. Vosotros hacéis que merezca la pena todo este esfuerzo. ¡Muchas gracias!

8 comentarios sobre “Las vicisitudes de una producción física para Amstrad CPC”

  1. Esto da para Medía película chavales!!! Lo más grande de todo es la moraleja… Para vosotros no hay problema q no podáis solucionar. Enhorabuena y deseando estoy de tener ese pedazo de juego ^^

Responder a 4Mhz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *